• Durante el lanzamiento de la Fundación SURA en México se presentó el estudio sobre el panorama de la educación en 15 países de América Latina, realizado junto a la Red Latinoamericana de Organizaciones de la Sociedad Civil por la Educación (REDUCA).
  • El estudio recoge avances en la región para garantizar el derecho a aprender y sus principales desafíos, como el acceso y la calidad de la educación para niños y jóvenes.
  • La Fundación SURA fue creada en Colombia hace 48 años. Con su llegada a México y Chile, en 2017, lidera iniciativas que contribuyen al desarrollo de capacidades y al bienestar de comunidades en estos países.

 

En México, de cada cien niños que inician primero de primaria, 77 ingresan a secundaria y de estos, solo 57 pasan a bachillerato. Además, solo cuatro de cada 10 niños en sexto grado aprenden lo esperado. Este es uno de los principales resultados locales del estudio “Aprender es más: hacer realidad el derecho a la educación en América Latina”, realizado por la Fundación SURA y la Red Latinoamericana por la Educación (REDUCA).

La investigación, divulgada hoy en el evento de lanzamiento de la Fundación SURA en el país, confirma que la región ha avanzado significativamente en los índices de acceso y cobertura, pero advierte que aún se tienen retos para garantizar el derecho a aprender.

Este estudio da un panorama de las realidades educativas en 15 países de América Latina. Acerca de México, se destacan avances en el acceso a la educación preescolar de niñas y niños de 4 y 5 años, pero aún se está lejos de lograr que niñas y niños de 3 años ingresen oportunamente a la escuela. Otro aspecto que revela es que en México menos del 1% logran estar en el nivel sobresaliente en las pruebas de PISA.

 

Fundación SURA en México

La Fundación llega a México, donde SURA está presente mediante sus negocios de seguros, pensiones, ahorro, gestión de activos e inversión, para aportar desarrollo y bienestar al país, mediante proyectos e iniciativas en educación y cultura.

“En Grupo SURA estamos convencidos del rol determinante que tienen las empresas en la sociedad, no solo desde la gestión de negocios, sino además como impulsores de iniciativas de impacto social en asuntos como la educación, que es fundamental si queremos hablar de futuro, de competitividad y sostenibilidad. La educación permite acceder a las oportunidades, que son el principio de la equidad”, explicó David Bojanini, Presidente del Grupo SURA.

La Fundación SURA se constituyó legalmente desde 2017 en México. Desde entonces, ha liderado iniciativas que mejoran la calidad educativa, enfocándose en brindar a los niños y jóvenes herramientas que les den las competencias necesarias para desarrollarse en el entorno actual y futuro.

“Nos sumamos a la iniciativa de Fundación Televisa para enseñar a jóvenes competencias de programación a través del programa Cuantrix.  En alianza con Observa A.C. y Aflatoun promovemos el emprendimiento social y financiero entre niños y jóvenes para mejorar sus comunidades y mejoramos espacios físicos educativos para crear entornos seguros que promuevan el aprendizaje. Hoy damos un paso más en nuestro compromiso con la educación de los niños y jóvenes mexicanos para que puedan tener un mejor futuro”, comentó Adolfo Arditti, director de la Fundación SURA en México.

Este año, la Fundación SURA en México continuará fortaleciendo su inversión social y ratificando el compromiso por la calidad de la educación y la promoción cultural con el desarrollo de iniciativas propias, e impulsando alianzas que generen valor en el territorio, las organizaciones y las comunidades. Buscará también aumentar el número de horas dedicadas al trabajo comunitario, a partir de programas y actividades de Voluntariado Corporativo.

 

Acerca del estudio “Aprender es más”

En la investigación realizada junto a REDUCA y Mexicanos Primero, se buscó identificar los retos que permitan a los gobiernos y actores del sistema transitar desde la noción del derecho a acceder a la educación, como servicio, al derecho a aprender con sentido, calidad y foco en las habilidades del siglo XXI. En otras palabras, no basta con matricularse y asistir a la escuela, si esto no se traduce en aprendizajes relevantes al contexto actual o si las trayectorias educativas se ven interrumpidas.

El estudio destaca que esta tarea no sólo requiere que los Estados cumplan las obligaciones establecidas en convenciones internacionales, sino que debe involucrar la corresponsabilidad de toda la sociedad: a los sectores público, privado, sociedad civil y a las familias.

Según la investigación, uno de los principales desafíos es garantizar las trayectorias educativas completas, desde la primera infancia hasta la educación superior, impulsando mecanismos de acompañamiento que eviten que los estudiantes se vean afectados por factores de exclusión socioeconómicos, culturales, geográficos o de otro tipo, generando así mejores ambientes de aprendizaje.

El estudio también señala que es necesario fomentar la participación de los y las estudiantes como sujetos activos, que deben ser escuchados. En esta propuesta, la escuela se concibe como un espacio donde los jóvenes tienen la posibilidad de pensar, reflexionar, proponer y ser protagonistas en sus procesos de aprendizaje.

Otro de los principales retos es promover un aprendizaje con sentido, pertinente, inclusivo y a lo largo de la vida, que permita que todas las personas desarrollen actitudes y habilidades del siglo XXI y participen plenamente en la sociedad. Se trata de apuntar a la formación de ciudadanos capaces de tomar decisiones, analizar contextos de manera crítica y adaptarse a un mundo cada vez más cambiante y exigente.

Para más información sobre el estudio “Aprendes es más” y la Fundación SURA en México, ingresa aquí.