• Con un aporte de COP 400 millones para el 2020, la Fundación SURA apoya los programas desarrollados por la Alianza ERA, que fortalece la calidad educativa en el Suroeste de Antioquia. La inversión total desde 2018 alcanza los COP 1,200 millones.
  • Formación para maestros y padres de familia, además del fortalecimiento de capacidades pedagógicas son algunas de las iniciativas que promueven la continuidad educativa desde preescolar hasta la educación superior en la ruralidad.
  • Esto suma a la inversión total por COP 8,246 millones de la Línea de Calidad de la Educación de la Fundación SURA en Colombia durante 2020.3

Medellín, 08 de octubre de 2020. Para mitigar la deserción escolar en Antioquia, avanza la Alianza ERA (Educación Rural para Antioquia) en 16 municipios del Suroeste antioqueño, donde mejora las condiciones educativas de 16,476 niños y jóvenes del campo de 377 instituciones educativas, por medio de capacitaciones a sus padres y maestros a través de metodologías y herramientas que incentivan la permanencia de los alumnos para que logren finalizar sus estudios académicos.

El programa le apunta a estar en los 23 municipios del Suroeste antioqueño para 2022. En particular, la Fundación SURA ha aportado este año cerca de COP 400 millones, y un total de COP 1,200 millones desde 2018, provenientes de su Línea de Calidad de la Educación.

Desde la Fundación SURA trabajamos por la educación y por ello participamos en la Alianza ERA, pues nos permite sumar esfuerzos por una educación incluyente y de calidad, para promover procesos de aprendizaje con sentido en las zonas rurales del Suroeste antioqueño. Nos sumamos al propósito de lograr que niños, niñas y jóvenes beneficiados, puedan transformar sus condiciones de vida, las de sus familias y las de sus territorios, afianzando sus habilidades desde el saber y el hacer”, explicó María Mercedes Barrera, Directora Ejecutiva de la Fundación SURA.

En Antioquia, una de las problemáticas principales a tratar es la deserción escolar, condición frecuente en la ruralidad, especialmente en las zonas dispersas donde las escuelas tienen formación de primero a quinto grado, y que, para continuar el proceso formativo, los alumnos deben desplazarse hasta la cabecera municipal y así terminar su bachillerato, lo que representa una dificultad para su continuidad.

Ante esta situación, la Alianza ERA desarrolló programas para profesores rurales y padres de familia, que fortalecen capacidades educativas y de acompañamiento para niños y jóvenes, de tal manera que los maestros tengan una formación complementaria que permita profundizar en el currículo educativo, y los padres adquieran herramientas para motivar y facilitar el aprendizaje desde casa.

De hecho, durante la contingencia derivada por la pandemia, la Alianza fortaleció la capacitación para 982 profesores a través de plataformas virtuales, con el fin de formarlos en habilidades de acompañamiento a los estudiantes y familias en medio de la coyuntura. 

“Gracias a la conciencia que han tomado las familias de la región y gracias a la Alianza ERA, la deserción escolar ha disminuido considerablemente respecto a las demás regiones de Antioquia, por eso los papás y las mamás son esenciales en la promoción de la educación y la permanencia de los niños y jóvenes en los entornos educativos”, explicó Vanessa Escobar, Directora de la Fundación Secretos para Contar, entidad operadora de la Alianza.

Alianza ERA desarrolla tres programas principales:

  • Plan Lector, que fomenta la lectura, los valores y las buenas relaciones familiares.
  • Proyectos Pedagógicos Productivos (PPP), que acompaña la implementación de buenas prácticas alimenticias y cuidado del medio ambiente con la producción agrícola, como una forma de negocio sostenible para las familias.
  • La U en el Campo, que entrega formación universitaria en conocimientos útiles aplicables al fomento del territorio de los jóvenes, en aspectos útiles como turismo, producción agropecuaria sostenible y desarrollo de software

“Ahora existen muchos campos para aprender y adquirimos muchos conocimientos que enriquecen nuestra hoja de vida para un futuro trabajo y que nos motiva a seguir estudiando”, explicó una de las beneficiarias del programa La U en el Campo.

La Alianza ERA esperar cerrar el 2020 con la graduación de 25 estudiantes del suroeste antioqueño, quienes finalizan sus estudios de Tecnología en Turismo, cuyas habilidades y aprendizajes estarán enfocadas en fortalecer y dinamizar este sector económico que cada vez toma más relevancia para la región. Para el 2021 el proyecto espera finalizar el proceso de vinculación en Fredonia, Valparaíso, Caramanta y Betulia; para así trabajar en el fortalecimiento de la educación en dichos municipios.