Como es de conocimiento público, en la noche del 30 de noviembre se anunció la radicación de una solicitud de autorización para lanzar una Oferta Pública de Adquisición de acciones (OPA) de Grupo SURA. Esta solicitud aún debe esperar el trámite de aprobación por parte de la Superintendencia Financiera de Colombia.

Mientras se surten los procesos correspondientes, se suspende la negociación de la acción ordinaria de Grupo SURA en la Bolsa de Valores de Colombia y de Santiago de Chile.

Frente a esta información, Grupo SURA comparte su posición:

  • Como es natural, respetamos las dinámicas del mercado, y esperamos que estas se desarrollen dentro del marco normativo, con altos estándares éticos. En este sentido, hemos hecho solicitudes a la Superintendencia Financiera de Colombia, nuestro regulador, para revisar la legalidad e implicaciones, tanto para la Compañía como para el mercado y el país, de la solicitud anunciada en la noche de ayer.

  • La Junta Directiva de Grupo SURA, acompañada por asesores externos expertos en diferentes materias, evaluará los posibles escenarios que podrían darse, según la decisión que tome el regulador.

  • La solicitud de OPA presentada el día de ayer es un elemento nuevo, sustancial y determinante, que obstaculiza nuestro debido análisis ordenado y riguroso frente a la Oferta Pública de Adquisición de Acciones (OPA) presentada sobre Grupo Nutresa.

  • Ante ambos procesos de OPA -no solicitados- (el que se adelanta por Grupo Nutresa y el que actualmente revisa la Superintendencia Financiera de Colombia por las acciones de Grupo SURA), ratificamos nuestro compromiso con accionistas, empleados, proveedores, distribuidores y con la sociedad, quienes históricamente han creído en un modelo de gestión empresarial que crea valor económico y social en los territorios donde estamos presentes.
  • Nos debemos a millones de personas y empresas, y a miles de accionistas, que han confiado y confían en SURA desde hace 77 años, primero en el país y ahora en Latinoamérica.
  • Es relevante señalar que el anuncio conocido este 30 de noviembre, no afecta el normal desarrollo de los negocios de Grupo SURA y sus filiales, frente a los productos, soluciones y servicios con que acompañamos a millones de personas y empresas en América Latina.

Hoy, más que nunca, entendemos que Grupo SURA es patrimonio de los colombianos y los latinoamericanos, y actuaremos en consecuencia, con total apego a nuestros principios.