Al asumir, a partir de este mes de abril, la responsabilidad de liderar el Grupo Empresarial SURA, desde la compañía holding, comparto con ustedes algunas reflexiones sobre la etapa que iniciamos ahora como Organización y, en particular, sobre los desafíos que enfrentamos por la pandemia del COVID 19 y sus múltiples impactos económicos y sociales en el mundo.

En primer lugar, es momento para recordar la visión de largo plazo que históricamente ha guiado a esta Organización y que continuará siendo clave en nuestro camino de crecimiento, con base en el conocimiento acumulado en temas como evaluación de riesgos y asignación de capital. Hoy, más que nunca, somos conscientes de que las medidas que tomemos las empresas deben contribuir a superar la coyuntura, pero, sobre todo, deben poner a las personas en el centro, recoger aprendizajes y afianzar las bases de un crecimiento sostenible. Estos asuntos han estado y seguirán en la esencia de nuestra Organización y en su manera de actuar.


En particular, reiteramos la importancia del papel que cumplen nuestras Compañías, para estar junto a cada uno de los clientes en momentos de volatilidad e incertidumbre. Esta presencia generadora de valor se materializa en un sistema financiero que respalda a la población en circunstancias como las que hoy vivimos; en la gestión de tendencias y riesgos, con la capacidad de anticipación que exige el mundo y sus dinámicas de cambio; y en la gestión profesional de activos e inversiones, así como en el desarrollo de instrumentos de ahorro y sistemas de protección social sostenibles y enfocados en el cuidado de las personas.

NUESTRA RESPUESTA A LA COYUNTURA

En este contexto, quiero destacar el compromiso y la gestión que hoy adelantan las Compañías del portafolio del Grupo SURA para responder a este momento, nuevo y desafiante para todos, aportando a la solución, activando sus planes de continuidad y manteniendo clara su estrategia.

En primer lugar, la conservación del empleo y el cuidado de las personas han sido unas de nuestras prioridades. Hoy más del 90% de empleados de Suramericana y SURA AM en América Latina, y el 100% de la compañía holding, laboran en la modalidad de trabajo remoto, facilitando el aislamiento preventivo. Igualmente, se han tomado todas las medidas de protección con quienes desempeñan funciones sensibles para la continuidad del servicio o los procesos en sedes físicas.

El fortalecimiento de los canales remotos y herramientas digitales ha sido clave para facilitar el acceso de los clientes, que hoy especialmente requieren acompañamiento con orientación y soluciones de valor frente a la coyuntura.

Resulta relevante el papel de las empresas de Seguros SURA Colombia en el sector de la salud, que contribuyen a contener y mitigar la emergencia sanitaria, en coordinación con las autoridades. Parte de las acciones con las que aportamos a la solución son la ampliación de capacidades para las asistencias y servicios, incluyendo un mayor número de profesionales en salud (que hoy suman cerca de 10 mil personas), así como la implementación de tecnología de atención virtual (con más de 9,000 atenciones diarias) y de toma de muestras en IPS propias, a domicilio y en la modalidad de drive thru.

Entendemos, además, que contribuir a mantener la dinámica económica, es fundamental. De acuerdo con las condiciones de cada Compañía y entorno de mercado, se están evaluando medidas para mitigar impactos económicos en algunas áreas comerciales, como es el caso de SURA AM, y se han adelantado planes especiales de pago a proveedores, con énfasis en medianas y pequeñas empresas. Así mismo, en Suramericana se han flexibilizado políticas de suscripción de pólizas e implementado acciones para simplificar procesos, agilizar respuesta en atención de siniestros y extender plazos para pago de primas.

Este ha sido también un momento en que los productos de ahorro e inversión adquieren particular relevancia para los clientes, como mecanismo para mitigar efectos económicos de la crisis. De la misma manera, entendemos que las medidas excepcionales tomadas para disponer de algunos de los instrumentos de ahorro, mejoran la liquidez de las personas y su capacidad de enfrentar el momento. Reiteramos, en todo caso, la importancia de que sean acciones excepcionales para no afectar el ahorro de largo plazo que garantiza la protección social.

Como complemento a la gestión empresarial, hemos aportado desde las Compañías y la Fundación SURA recursos extraordinarios que buscan fortalecer capacidades de hospitales e insumos médicos, y apoyar a familias que ven afectados sus ingresos, que se traducen en una contribución inicial cercana a los COP 9,000 millones, adicional a la solidaridad a la que se han sumado miles de empleados de SURA en la región.

POSICIÓN FINANCIERA

Por supuesto, somos conscientes de la importancia de mantener la solidez financiera y la liquidez necesarias, en el momento actual. Creemos que la dinámica que traen las operaciones, así como la estrategia financiera que ha seguido el Grupo, incluida la optimización del portafolio en años recientes y las decisiones de asignación de capital, nos ubican en una posición adecuada.

Como es natural en este escenario, el año estará impactado por una menor dinámica económica y por sus efectos en el empleo, la demanda, el comportamiento de los mercados y el crecimiento global. Precisar el impacto sobre los negocios, aún requiere esperar la evolución de la pandemia, para establecer su profundidad y alcance definitivo. Esto nos invita, sin embargo, a insistir en la relevancia de mantener una estrategia de largo plazo: la respuesta a esta coyuntura nos permite renovar la confianza de los clientes y ciudadanos en la forma como las Compañías de Grupo SURA afrontan estos momentos, evidenciando su propuesta de valor.

Sabemos que debemos adaptarnos a entornos muy complejos, pero creo, sinceramente, que tenemos el conocimiento, el talento, el gobierno corporativo y la solidez organizacional para afrontarlos y salir fortalecidos. Tenemos un equipo capaz de trabajar en la incertidumbre, la volatilidad y responder a la velocidad que hoy nos exige el entorno.

Asumo este reto personal y profesional desde mi compromiso absoluto con un propósito en el que creo y por el que he trabajado durante 38 años en esta Organización: crear bienestar y desarrollo sostenible para las personas, las organizaciones y la sociedad. Así mismo, tendremos todo el empeño para que mis aprendizajes y experiencias, sumados a la demostrada capacidad de nuestro talento humano, nos permitan tomar las mejores decisiones para las personas, las empresas, los accionistas y los países en los que estamos presentes.

Sincero saludo,

 

GONZALO ALBERTO PÉREZ
Presidente