• En agosto de 2021 la Fundación SURA cumple 50 años, tiempo en el que ha acompañado diversas iniciativas que contribuyen al bienestar de las personas, las organizaciones y los territorios que habita.
  • Tan solo en los últimos 15 años, la Fundación SURA ha invertido alrededor de COP 183 mil millones creciendo con más de 700 organizaciones.
  • En el marco de la celebración, la Fundación liderará espacios culturales y de conversación con aliados y con la ciudadanía, a lo largo del segundo semestre del 2021.

Este 2021 la Fundación SURA celebra sus 50 años, tiempo en el que ha impulsado el bienestar y desarrollo sostenible a través del fortalecimiento de capacidades que mejoren las condiciones educativas, cívicas y culturales como ejes de transformación social en América Latina.

“Durante estos 50 años de la Fundación SURA, valoramos el conocimiento y los aprendizajes construidos con otros, pues nos han permitido tomar cada vez mejores decisiones dirigidas al bienestar y la calidad de vida de las personas. Nuestro propósito cobra sentido cuando lo compartimos, cuando ampliamos la mirada y la conectamos con la aspiración de seguir aportando al desarrollo armónico de la sociedad, para crecer con personas y organizaciones autónomas y conscientes de la realidad.”, afirmó María Mercedes Barrera, Directora ejecutiva de la Fundación SURA en Colombia.

En el marco de su aniversario, la Fundación liderará espacios culturales y académicos enfocados hacia el diálogo y la reflexión con el apoyo de distintos aliados. Entre los eventos culturales destacados se encuentran un concierto virtual abierto al público, en el cual participarán el Ballet Metropolitano de Medellín, Filarmed en compañía de Uno más Uno, Wilder Noriega (artista de Urabá), La Toma y Delirio. Este concierto será el próximo 4 de agosto a las 6:00 p.m. y se transmitirá en la cuenta de Youtube de SURA Latinoamérica.

Asimismo, junto al Museo de Antioquia, aliado cultural de la Fundación SURA, se realizó una propuesta artística en compañía del colectivo Deúniti como parte el proyecto Residencias Cundinamarca, que fomenta los procesos de investigación- creación de artistas nacionales e internacionales, conectando el Museo con las diferentes realidades sociales.

Esta experiencia tuvo como punto de partida algunos términos que reflejan la esencia y el sentido de la Fundación SURA, que mediante el trabajo interpretativo y creativo de este colectivo se logra “a partir del entendimiento popular proponer un nuevo diccionario, donde a la luz de la metáfora y del poder simbólico del lenguaje reflejar como la gente, hace y construye cultura”, menciona Carlos Uribe, Director de Curaduría del Museo de Antioquia, quien además agrega: “se convierte en un atractivo y divertido regalo para celebrar que somos una cultura amplia, donde todos cabemos”.

Esto será llevado a exposiciones abiertas a la ciudadanía entre agosto y septiembre, para el disfrute y el intercambio de saberes culturales, las cuales podrán ser visitadas en la Pascasia y el Museo de Antioquia, instituciones que residen en el centro de Medellín.

Adicionalmente, la Fundación realizará una publicación propia que se verá materializada en noviembre, con el fin de generar conocimiento sobre la gestión social empresarial, entendiendo que es una labor que exige transformación y adaptación continua acorde a las dinámicas variables de los contextos y la realidad. A partir de esta publicación, entre septiembre y noviembre, la Fundación desarrollará algunos espacios de conversación con actores que han acompañado su trayectoria, con el fin de iniciar reflexiones colectivas para escuchar y comprender la gestión social.

Es importante destacar que, durante los últimos 15 años, esta institución ha beneficiado a más de 700 organizaciones e invertido alrededor de COP 183 mil millones. Asimismo, ha brindado acompañamiento contundente en el marco de la pandemia en Latinoamérica. Particularmente durante el 2020, el 23% total de su inversión social, es decir, COP 23.300 millones (USD 6.6 millones) fue priorizado para brindar asistencia humanitaria a latinoamericanos con insumos y equipos médicos, paquetes alimentarios y ayudas económicas para contribuir a mitigar los impactos negativos de la pandemia.

Algunos de los momentos más destacables de estos 50 años para la Fundación SURA son la creación del programa de Félix y Susana en el 2008 y su llegada a República Dominicana y El Salvador, la gestión del proyecto Memoria y Creatividad: La empresa indígena en 2013, la constitución de las cuatro líneas de inversión social de la Fundación: Calidad de la Educación, Promoción Cultural, Ciudadanía y Construcción Democrática y el Programa de Voluntariado Corporativo en 2014 y la constitución de la Fundación SURA en México y Chile en 2017.