​   Con miras a fortalecer el crecimiento económico de la región, desde comienzos de esta década, diferentes organismos económicos internacionales tales como el Banco Interamericano de Desarrollo –BID–, junto con los gobiernos latinoamericanos, han centrado parte de sus esfuerzos en los sectores de servicios financieros, transporte, ciencia, tecnología e innovación, comercio exterior, educación y formación para el trabajo, protección social, salud, agua potable y saneamiento, vivienda y desarrollo urbano, gobernabilidad y modernización del estado.   Estos esfuerzos han permitido que las proyecciones del Fondo Monetario Internacional –FMI– constaten un 2014 con dinámicas positivas en las economías de América Latina, aunque ligeramente inferior al registrado en 2013.   Del mismo modo, el Banco Mundial señala que el progreso de las exportaciones regionales, gracias a unos términos de intercambio favorables, permitirán que el crecimiento regional evolucione positivamente en los próximos años; así, la expansión del PIB latinoamericano pasaría del 1.9% en 2014,a 2,9% en 2015 y 3,5% en 2016.   A su vez, de acuerdo al Informe de Perspectivas Económicas de Las Américas elaborado por el FMI y publicado durante el primer semestre del año, se prevé que países como Colombia y Perú conservarán tasas de crecimiento bastante elevadas, mientras la actividad económica en el resto de Latinoamérica y el Caribe se mantendrá en niveles moderados.   En el plano local,se estima que la tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto –PIB– de Colombia se ubique en 4.5%, explicado por la positiva dinámica que evidencian los sectores de transporte, comercio, construcción, minería, servicios financieros y la inversión extranjera directa, enmarcados en unos niveles de inflación controlados, acordes con las metas de largo plazo del Banco de la República.   Precisamente, en su última Junta Directiva, el Emisor incrementó en 25 puntos básicos su tasa de interés de intervención, y la situó en 4%, con el fin de evitar algunas presiones inflacionistas que se están presentando por el positivo desempeño de la demanda interna y el mayor uso de la capacidad productiva del país.   Panorama internacional   Con relación al panorama internacional, el Banco de la República espera que se mantenga una política monetaria expansiva en Estados Unidos y en otras economías avanzadas, con el fin de seguir estimulando el crecimiento económico, Colombia podría encontrarse en un entorno de tasas de interés bajas, aunque superiores al 2013, y unos niveles de exportación con una expansión aún moderada.​