​​​​​ La Cátedra SURA de Confianza Económica presentó el estudio "El ahorro en Uruguay: la percepción de los consumidores", elaborado por economistas y técnicos de la Universidad Católica del Uruguay (UCU) y Equipos Consultores. Se trata de la primera entrega de una serie de investigaciones que continuarán desarrollándose a largo plazo.  El análisis, que definió al ahorro doméstico como la parte no consumida del ingreso disponible, evidenció que al 70% la alcanza para cubrir sus necesidades. El 41% del total de los encuestados dijo que "le sobra" como para ahorrar regularmente, pero solo el 25% declara haberlo hecho el mes anterior. Si bien desde 2002 se registró un crecimiento en la capacidad de ahorrar de los uruguayos, a partir de 2015 se observó un proceso de contracción, un corrimiento en la percepción de los ingresos –desde "le alcanza bien" a "no le alcanza" y "tiene dificultades"– como consecuencia de la declinación de la confianza del consumidor. La última medición del Índice de Confianza del Consumidor de SURA, realizada en mayo de 2017, arrojó un mínimo histórico.  Dentro de esta realidad, los hombres muestran una mayor capacidad de ahorro que las mujeres, mientras que en el interior del país las percepciones son más optimistas que en la capital. A medida que se incrementa el nivel socio-económico y el nivel de estudio, también aumenta dicha percepción. El estudio también dejó claro que el consumidor uruguayo presenta cierta preferencia por la moneda nacional y los depósitos en el país.​  Gerardo Ameigenda, gerente de Clientes e Inversiones de SURA Asset Management Uruguay, explicó que el relevamiento fue realizado para generar material científico relativo a la temática. "En SURA tenemos la misión de ser líderes en materia de ahorro, pero cuando arribamos a Uruguay empezamos a ver que era un tema muy poco estudiado, por lo que la alianza con la Universidad fue más que natural para generar información accesible para todos los uruguayos", afirmó.  En tanto, el decano de la Facultad de Ciencias Empresariales de la UCU, Mag. Alberto González, y el director de Equipos Consultores, Mag. Marcos Aguiar, coincidieron en que el vínculo entre las tres organizaciones fue clave para desarrollar indicadores y dar respuesta a demandas y necesidades reales de información en áreas claves de la economía.  Asimismo, la Mag. Silvia Vázquez, del Departamento de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas de la UCU, dijo que la investigación constituye "una herramienta para identificar patrones y contribuir a una mejor calidad en la toma de decisiones públicas y privadas que estimulen el ahorro".  El análisis exhibió que el 65% de los encuestados no tienen conciencia por el futuro y prefieren "vivir el presente". Las que más se preocupan por el futuro son las mujeres de nivel socio-económico bajo.  Para los investigadores, es preocupante que el porcentaje de personas que se predisponen a ahorrar sea mayor a la cantidad que efectivamente lo logra, entendiendo que un gran número de ellas lo intenta pero no consigue sus objetivos.  En cuanto a la edad de retiro, solo el 10,5% de los consultados la consideró un motivo para reservar dinero. Las principales preocupaciones de los encuestados fueron "imprevistos o casos de emergencias" (28,6%) y "compras futuras planificadas" (19,7%).  Teniendo en cuenta a quienes se preocupan por la jubilación, más de la mitad cuentan con el Banco de Previsión Social (BPS) como "mejor alternativa", mientras que el sistema mixto es elegido por el 16%, lo que fue atribuido por los analistas a una "cultura paternalista" del Estado y cierta falta de información acerca de este tipo de sistema.  La Cátedra SURA de Confianza Económica continuará con las mediciones de manera mensual con el fin de visualizar la efectividad de las estrategias de empresas y de las políticas públicas para mejorar las percepciones y los comportamientos de la población uruguaya. ​